Nuestro castizo chuletón de ternera “Cuerda Larga”

“Si tenemos los terneros, sabemos cuidarlos y alimentarlos, ¿Por qué no deleitar al consumidor con la mejor carne?” Bajo esta premisa nació Cuerda Larga, nuestro proveedor de carne en la sierra de Madrid. Concretamente de Miraflores de la Sierra, un pueblo con mucho encanto a escasos kilómetros de la capital.  Sus creadores son ganaderos de toda la vida, con más de 30 años de experiencia a sus espaldas. Se dedican desde siempre a la cría y comercialización de terneros, los cuales alimentan con vegetales extraídos de las huertas que ellos mismos cultivan. Todo hecho por ellos mismos, lo que garantiza un producto de calidad y frescura garantizados.

Una carne que marca la diferencia, gracias a que ellos mismos controlan todo el proceso productivo, con un logrado equipo multidisciplinar de Ingenieros, Veterinarios, agricultores y ganaderos. Una fusión de tradición e innovación que hace de su carne una de las mejores de la Sierra de Madrid. ¡Por eso tenía que estar en Sagasta 28!

¿Cómo sabemos que Cuerda Larga es carne de ternera de máxima calidad?

¡Fácil! Primero de todo porque lo hemos comprobado con nuestros propios ojos. Antes de seleccionar cualquier producto para incorporarlo a nuestra carta, un miembro de nuestro equipo va a las instalaciones del proveedor. Habla con los ganaderos, ve las crías en su hábitat natural, comprueba el proceso de elaboración del producto y lo cata (que no falte).

 

Además de comprobarlo de primera mano, nos consta que cumplen los siguientes requisitos:

  • Garantizan el bienestar de los animales durante la cría con una alimentación a base de forrajes, cereales y leguminosas seleccionadas con sumo cuidado.
  • Eligen de manera individual el momento óptimo de sacrificio, algo que es fundamental para la buena maduración y despiece del producto.
  • Todo lo bueno requiere su debido tiempo, por ello proporcionan a la carne una maduración lenta.
  • Las piezas son cortadas manualmente de manera tradicional.
  • Toda la carne se envasa al vacío, algo fundamental para garantizar una óptima conservación.

Si te dicen en la carnicería; “señor-@  tengo carne de ternera fresca, recién sacrificada de ayer.” ¡Cuidado! Seguramente te dejes los dientes al morder un filete duro y correoso. La carne de primera debe dejarse reposar a una temperatura de entre 2 y 3 °C durante un tiempo variable. El color, sabor, ternura y aroma de la carne vendrán marcados por un proceso de maduración lento y responsable. En Cuerda Larga lo saben bien y por ello se lo toman muy en serio.

Con el paso de los días la carne merma su dureza y se vuelve más tierna, intensificando su aroma y sabor. ¡Hasta tener esta pintaza!

De Miraflores a Sagasta 28

Después de toda esta información, que nunca está de más para que conozcas el origen de nuestra materia prima, lo mejor es que vengas a nuestro Bistró y la pruebes. Te garantizamos que cumplirá con creces todas tus expectativas y no te dejará indiferente.

Y aquí presentamos al padre de la criatura;  nuestro “Chuletón de ternera de Guadarrama IGP con guarnición”. Más de 1 kilo de carne de ternera IGP (el peso de las piezas oscila entre los 900 gramos y 1´2 kilos)  solo apto para valientes, que es ideal para compartir. ¡Sobra decir que está de muerte!

Lo dicho, si eres carnívoro reconocido, pero de los de verdad, de los que se le hace la boca agua cuando la carne se derrite en el paladar con un sabor y una textura excepcionales; tienes que venir a probarla. ¡Seguro que repites!  😉

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *